miércoles, 12 de febrero de 2014

La ciudad guacamaya


Mi casa de la calle Dalla Costa amaneció con la fachada color lila. Era blanca como tradicionalmente han sido las casas del centro histórico de Ciudad Bolívar, blancas para refractar los rayos solares que en el caso de la ciudad son inclementes. Pués bien, el Gobierno sin autorización, sin consultar a los propietarios ha comenzado a pintar las fachadas de los inmuebles en forma autoritaria y caprichosa, lo cual rechazamos. Ese dinero deberían utilizarlo mejor en rescatar las casas en ruinas y terrenos vacuos y enmontados  que afean la ciudad. Un prurito de querer que el Csco Histórico se parezca al Saladillo de Maracaibo. Aberración por ignorancia de la historia, costumbre  y tradiciones de la ciudad.   El poeta José Quiaragua Pinto se lamentó exclamado "Mi ciudad Guacamaya"-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada